Masaya Nicaragua

Zoológico

El Zoológico de Masaya -más conocido como el Zoológico Nacional de Nicaragua- es un lugar muy interesante para visitar, y si tiene tiempo de sobra durante su viaje por Nicaragua, es aconsejable que reserve un día de su tiempo para disfrutar adecuadamente de un recorrido a pie por el zoológico.

El zoológico de Masaya es una mezcolanza de animales procedentes de diversos lugares del país y todos tienen historias únicas que los acompañan. Algunos son animales salvajes a los que el zoo está devolviendo la salud para liberarlos en su hábitat natural, otros son rescatados de cazadores furtivos, traficantes de animales y, a veces, incluso rescatados de casas de personas que han abandonado Nicaragua y no se han llevado a sus mascotas exóticas.

El zoológico de Masaya cuenta con unas instalaciones más bien humildes, ya que recibe muy poco apoyo del gobierno, pero le sorprenderá gratamente la limpieza del establecimiento, el cuidado de los animales y el entorno rústico, que hacen que sea un lugar atractivo para pasar la tarde. Hay muchas empresas privadas y particulares que se dedican a ayudar a mantener el zoo abierto al público, y las donaciones son siempre bienvenidas, así que si puede aportar unas monedas para el mantenimiento del zoo, se agradece mucho, pero no es necesario.

El zoológico de Masaya es el más grande de toda Nicaragua y cuenta con más de 600 especies diferentes de plantas nacionales, la mayoría de ellas de tipo selvático, y algunas domésticas. También hay algunos ejemplares procedentes de los rincones más lejanos del planeta, como las oscuras selvas de África y los arrozales de Asia. Algunos de los animales que se exponen en el zoológico de Masaya son aquellos que están en peligro crítico de extinción y que sólo se encuentran en escaso número en los rincones más oscuros de Nicaragua.

El ambiente único del zoológico de Masaya se percibe nada más atravesar las puertas principales. Desde esa misma posición es posible sentir que se ha transportado a otro reino, ya que se puede escuchar el parloteo de muchos tipos de aves, loros, gatos salvajes e incluso jaguares. Realmente te hace sentir como si hubieras salido del bullicio del mundo humano y te hubieras transportado directamente a la selva, donde cualquier cosa puede pasar.

El zoo de Masaya alberga más de 650 especies diferentes de animales que se pueden encontrar en Nicaragua, así como animales de otros lugares del mundo, como pavos, un tigre de Bengala, leones africanos, un mandril, un pequeño chimpancé, un mono verde, algunos emús e incluso búfalos de agua.

Al público en general se le permite incluso interactuar con algunos de los diferentes animales del zoológico de Masaya. Por ejemplo, bajo la atenta mirada de un adiestrador, se puede acariciar a un león, a un tigre de Bengala o incluso dar de comer a los loros.

Como puede ver, hay algo de interés para todos los visitantes del zoo de Masaya.

Salir de la versión móvil